Comunidades mineras de Antioquia concentradas indefinidamente a la entrada de ZVTN de Carrizal

DDHH/Denuncias Marcha Patriótica
Typography

Tras las operaciones militares adelantadas contra la minería informal en el sur de Bolívar y Antioquia, las comunidades de Remedios y Segovia, desde el día 6 de marzo se encuentran en un plantón indefinido como expresión de rechazo ante los constantes incumplimientos por parte de las autoridades municipales, departamentales y el gobierno nacional, quienes se habían comprometido en buscar alternativas, de manera concertada, que llevaran al cese de la persecución, estigmatización y criminalización de la labor minera, y el inicio de procesos de formalización de las minas que se encuentran en producción.  

Particularmente en la reunión adelantada el 14 de agosto del 2016, en donde estuvo presente el gobierno nacional representado allí, por la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía municipal de Remedios y Segovia, y representantes de las FARC, se ratificó el compromiso por parte del gobierno de no torpedear la actividad económica y social de las comunidades que estaban ubicadas cerca de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), lo cual no se ha cumplido y en cambio de ello, el pasado 2 de marzo se irrumpió de manera violenta en lugares donde se práctica esta economía acabando con el único sustento de más de ochocientas familias que viven de la extracción de oro. 

Es por ello que alrededor de 600 personas, de las veredas: Lejanías, Carrizal, Piñal, Panamá Nueve, Altos de Manila, Cañaveral, El Carmen, Puna, Santa Marta, La  Cristalina, Ojos Claros, Tamar Alto, entre otras, se encuentran concentradas en la vía que comunica a la ZVTN ubicada en la vereda Carrizal, esto como única salida para exigir el acatamiento de lo acordado, se brinden las garantías para la población minero campesina y se respeten los derechos de dicha comunidad.

Ante la incertidumbre que generan los operativos en la zona:

Hacemos un llamado al gobierno nacional y a las FARC-EP para que entiendan que dichas acciones no pretenden torpedear el proceso de adecuación de la Zona Veredal ni la dejación de armas, por el contrario creemos necesario y urgente que el Mecanismo Tripartito sea garante de que las acciones del gobierno hacia las comunidades no sean violentas, difamatorias e impliquen el aumento de riesgo a las mismas, sino que correspondan a contribuir al desarrollo regional, a la implementación de proyectos y programas que muestren esto, al inicio de la construcción de los Programas de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial (PEDET´s), lo que implica reconocer las prácticas mineras históricas que se han dado en la región.

Consideramos que, el hecho de que las operaciones involucren un señalamiento de conexidad con el ELN, tal como lo difundieron los medios de comunicación y ante el contexto de aumento de violencia en los cascos urbanos de Segovia y Remedios, tal como lo expone el Informe de Riesgo del SAT en 2016, se estaría incurriendo en la violación de las reglas que rigen el cese en el punto 6 y 15 de los compromisos que adquiere el gobierno nacional y las FARC -EP del protocolo del Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas (CFHBD).

“El Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometen a NO realizar en virtud del presente Acuerdo las siguientes acciones: 

6. Utilizar lenguaje difamatorio por cualquier medio  

15. Afectar los derechos y libertades de la población civil.”

Para el caso de la vereda Lejanías concretamente, genera prevenciones en futuras apariciones de los helicópteros en la zona ya que no se tendría certeza si los helicópteros estén en función de la zona veredal o hacen parte de un operativo militar contra la minería informal.

Exigimos que se inicie la implementación de los acuerdos de manera integral.

 

 

Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra

Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (CAHUCOPANA)