Ramón García, otro líder de sustitución asesinado

DDHH/Denuncias Marcha Patriótica
Typography

En Briceño, Antioquia, dirigente agrario es ultimado tras recibir el pago mensual contemplado en el proceso de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

 

El pasado 27 de octubre, en Briceño (Antioquia) fue asesinado Ramón Alcides García Zapata, denunciaron organizaciones sociales de ese departamento.

 

García era impulsor del proceso de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito y miembro de Marcha Patriótica en Antioquia. Fue ultimado cuando regresaba de recibir el pago mensual contemplado en el proceso de sustitución voluntaria.

 

“El asesinato se llevó a cabo en la carretera que conduce a la vereda Alto de Chirí”, agrega la denuncia, suscrita por varias organizaciones campesinas del norte de Antioquia.

 

“Este hecho pone en riesgo el inicio del proceso de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito”, señalan las comunidades de esa región.

 

Justamente en Briceño se puso en marcha un plan piloto de sustitución, suscrito entre el gobierno y las FARC, que inició en julio del 2016, y que busca beneficiar a las familias cultivadoras de diez veredas de esa localidad.

 

Asesinato de líderes de sustitución

 

“Hasta el momento van 18 líderes de sustitución asesinados”, denunció por su parte Arnobis Zapata, líder agrario en una rueda de prensa este 31 de octubre en Bogotá.

 

“No vamos a seguir construyendo un programa de sustitución si siguen asesinando a nuestros líderes”, agregó, señalando que el gobierno nacional no quiso instalar una mesa de interlocución con las comunidades agropecuarias en paro nacional desde hace nueve días por el incumplimiento de los acuerdos de paz.

 

Como parte de lo pactado en La Habana, se creó un Programa Nacional Integral de Sustitución, el cual contempla reemplazar 50 mil hectáreas de cultivos de uso ilícito por plantaciones legales en su primer año.

 

Sin embargo, el gobierno de Juan Manuel Santos aplica paralelamente un plan para erradicar forzadamente otras 50 mil hectáreas. En las regiones, esta intención se traduce en afectación de familias que han suscrito acuerdos de sustitución voluntaria y en incidentes de violencia de la fuerza pública contra las comunidades.

 

Además, líderes campesinos han denunciado que grupos paramilitares como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (o “Clan del Golfo”) presionan a las comunidades cultivadoras para que no ingresen a los programas de sustitución.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica