Racismo en Nueva Colombia

Blogger Aiden Salgado
Typography

Las autoridades de Barranquilla impiden una manifestación cultural afrodescendiente en un barrio de palenqueros

 

Por Aidén Salgado Cassiani*

Nueva Colombia es un barrio en el suroccidente de Barranquilla, vecino de los barrios La Manga, Mequejo, El Valle, San Felipe y La Esmeralda; todos ellos habitados por descendientes y migrantes de palenque de San Basilio. Son gente que se vino desde Palenque de San Basilio hace más de medio siglo en busca de nuevas oportunidades para mejorar sus condiciones de vida; y con ellos y ellas se trasladaron no solo sus necesidades sino también su historia, su cultura, es decir su forma de vida, sus ritmos musicales, su lengua palanquera (única en el mundo), su gastronomía, su lumbalu (forma cultural de despedir los muertos) y todo eso que hizo a éste pueblo merecedor de la declaratoria de patrimonio oral e inmaterial de la humanidad. 

Palenque llegó a Barranquilla a quedarse, y transformar la forma de vida de esta ciudad con la presencia de palenqueros; con la certeza de que hoy Barranquilla no fuera lo que es sin la gente negra: imagínese un carnaval sin los “negritos”, las calles sin vendedoras de dulce, las Olímpica sin vendedoras de bollo, las calles sin vendedoras de cocadas; las grandes construcciones, las empresas públicas de aseo, el puerto, entre otros lugares emblemáticos de la ciudad, no fueran lo que son sin la presencia de los palanqueros y las palanqueros, es decir, Barranquilla fuera otra cosa, sin ese ingrediente cultural afro en toda su dimensión. 

Ese ingrediente cultural se refleja hoy en los escenarios deportivos, en el aeropuerto, en la Universidad del Atlántico, y muy especialmente en los momentos electorales donde el actual alcalde de Barranquilla saca los votos que necesita para gobernar; esta cuidad de árabes, blancos, mestizos, negros y otras poblaciones que han hecho de este lugar uno de los más acogedores de las ciudades colombianas, donde su máxima expresión de cultura son los carnavales, no fuera lo que es sin el sabor afrodescendiente.

El pasado 16 de julio, Día de la Virgen del Carmen, presencié un acto deplorable del más vivo y voraz racismo y discriminación racial, por parte de la administración de la alcaldía de Alejandro Char, por parte de la Policía Nacional y del escuadrón antimotines Esmad, cuando acabaron con una manifestación cultural en el barrio Nueva Colombia. Desmontando la tarima y la logística para la presentación cultural de los grupos musicales que se presentarían, entre ellos un artista de talla internacional de música africana que tanto nos ha hecho bailar animando nuestras fiestas, el cual vino de África de nombre Bopol Masamina. 

Las autoridades ayer desplegaron más de cien agentes de la Policía, para reflejar lo que hoy estoy expresando con indignación: racismo en Nueva Colombia. Este hecho no tiene otro nombre sino racismo y discriminación racial por parte de las autoridades de Barranquilla hacia la gente negra y la gente que le gusta la cultura africana del suroccidente de la ciudad. Continúa el imaginario de que la gente negra se divierte peleando pero el acto de esta fecha era una fiesta donde no había pelea. 

En todo este escenario, una mujer del Esmad expresó racismo a una gran amiga mía que le reclamó por esta acción sinsentido de la autoridad. La amiga les pidió el favor de retirarse si ya habían ejercido su función de desmontar el espectáculo, que dejará de amedrentar a la comunidad. La agente le respondió diciendo: “boba, tonta, no sabes nada, negra, bruta”, entre otras obscenidades, inclusive haciendo un gesto vulgar con su dedo como queriendo demostrar que “aquí mandamos nosotros”. 

Este fue uno de los momentos donde más se reflejó el racismo y discriminación que tanta indignación dejo a los moradores de Nueva Colombia, que siempre quieren vivir en paz con diversión. Pero ayer el racismo y la discriminación racial se impusieron, acabando con una fiesta tranquila y en sana paz. 

 

Desde el palenque de San Basilio un cimarrón todavía.

* Palenquero, miembro de Conafro, del Ceuna y de Cenpaz. Kombilesa. Activista. Correo: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it..

 

Más Artículos de Aiden Salgado

Advertisement
Advertisement
Advertisement