El partido de la rosa, la fuerza del común: así es la nueva FARC

Análisis
Typography

Con una rosa roja como símbolo, y el anhelo de un mejor país, el nuevo partido de las FARC ingresa de lleno a la vida política legal

 

“Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común” es el nombre del nuevo partido en el que se convirtieron las antiguas FARC como parte de la implementación del acuerdo de paz. Este primero de septiembre, en la Plaza de Bolívar de Bogotá, fue su presentación pública y el punto de partida de su participación política legal.

 

La nueva organización se constituyó tras un congreso en el que aproximadamente 1.200 militantes definieron sus principales criterios, entre ellos mantener su sigla, en la perspectiva de conservar su historia de lucha y su identidad política.

 

Además se eligió a la rosa roja como símbolo. “La rosa significa amor, amistad y brazos abiertos para acoger a todo el mundo. Queremos que se vinculen todos los colombianos”, explicó Iván Márquez sobre el logo del nuevo partido.

 

  

“La rosa roja ha sido símbolo de resistencia contra el autoritarismo desde la Edad Media y desde el siglo XIX fue adoptada como el símbolo de los partidos socialistas”, señaló el portal La Silla Vacía en un artículo de análisis sobre la nueva agrupación.

 

Además del nombre y logo, en el congreso constitutivo también se definieron los estatutos del nuevo partido y los integrantes de su dirección, que reemplazó al estado mayor central de la antigua guerrilla, y que se amplió a 111 miembros, seleccionados entre excombatientes, militantes urbanos y líderes regionales.

 

Esa dirección se denomina “Consejo Nacional de los Comunes”, que sesionó por primera vez entre el 2 y el 3 de septiembre, y que eligió entre sus miembros a un ejecutivo o “Consejo Político Nacional”. Esta instancia tiene 15 personas, entre las cuales se encuentran los integrantes del antiguo secretariado más Sandra Ramírez, Erika Montero, Victoria Sandino, Liliana Castellanos, Benkos Biojó y Jairo Estrada.

 

En el acto de lanzamiento, la nueva FARC expresó que deja las armas para hacer política por vías pacíficas y legales. “Queremos construir con todos y todas ustedes un país diferente”, dijo Rodrigo Londoño, que ahora se desempeñará como presidente del nuevo partido.

 

En su intervención, ante miles de asistentes que colmaron la plaza, “Timo” delineó lo que será la perspectiva de la organización: “Nuestra propuesta es unirnos por un país mejor, justo, democrático, soberano y en paz. No lo conseguiremos si no luchamos unidos por él, con una fe absoluta en conquistarlo”.

 

Así es la nueva FARC, ahora una organización exclusivamente política, con la palabra como única arma y con el acuerdo de La Habana como muralla.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement