En la Cámara señalan sistematicidad en la persecución a líderes sociales

Actualidad
Typography

Más de 50 líderes y defensores de derechos humanos han sido asesinados en Colombia en lo que va del 2017, alerta Alirio Uribe

 

La comisión segunda de la Cámara de Representantes debatió este miércoles sobre la situación de líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia. En el informe presentado por el representante Alirio Uribe se menciona que durante el 2017 han sido asesinados al menos 51. 

 

El representante a la Cámara por el Polo Democrático destacó que a pesar del descenso global en la cifra de homicidios este año, tras la firma del acuerdo de paz se siguen incrementando los asesinatos de líderes sociales y defensores en las distintas regiones del país. 

 

“No es posible que se sigan manteniendo dos fenómenos del conflicto. Por un lado, la muerte de líderes sociales, campesinos y sindicales, así como la persistencia del paramilitarismo”, planteó. Además, agregó que estos líderes asesinados bien podrían haber sido candidatos para las 16 circunscripciones especiales de paz. 

 

Uribe mostró datos sobre la distribución geográfica de los homicidios y argumentó que es imposible que el Estado insista en que no hay sistematicidad en los asesinatos ni presencia de paramilitares que “si bien es cierto no tienen el despliegue de las AUC”, hay bandas criminales que operan en todo el país. Muestra de esto es que el “plan pistola” de “Los Urabeños” (o Clan del Golfo) ya deja al menos 11 policías muertos.

 

Destacó que están matando a los líderes y defensores en las regiones donde el Ejército lleva a cabo el Plan Victoria, que supuestamente busca la recuperación de territorios, así como en las zonas veredales donde están ubicadas las FARC. “¿Cómo hacemos para que el Plan Victoria proteja al sector minero y a los líderes que se oponen a la minería?”, cuestionó.

 

Asimismo, mostró preocupación porque se están asesinando a los liderazgos del movimiento político y social Marcha Patriótica, que ya reporta unos 35 líderes sociales y campesinos asesinados en este año.

 

“No es posible que el precio de la paz sea el asesinato de líderes sociales. Cero asesinatos es la prueba de que este país va a cambiar”, sentenció el representante Uribe.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement