Rechazamos saboteo de Mindefensa a los acuerdos de sustitución de cultivos

Comunicados
Typography

Ante erradicación forzada en Catatumbo y Caquetá, Marcha Patriótica llama al gobierno a cumplir acuerdos de sustitución voluntaria y concertada

 

Es muy grave la situación de violación a los derechos humanos que se viene presentando en los últimos días a manos de miembros de las fuerzas militares, que ya han generado a hoy cuatro campesinos heridos y uno de gravedad en enfrentamientos en el Catatumbo, particularmente en San Martín de Loba en el municipio de Sardinata y en el municipio de Tibú de la misma región del Norte de Santander, así mismo como en los municipios de Paujil y Montañita en el Caquetá, generada por la agudización del conflicto social que ha causado la erradicación forzada por parte de los integrantes de esta institución del estado colombiano. 

 

Para el Movimiento Social y Político Marcha Patriótica, la estrategia del gobierno para eliminar este flagelo es de una lógica bipolar, pues mientras despliega una estrategia de negociación en todo el territorio, en función de la implementación del punto 4, ingentes recursos en funcionarios, en particular del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) que se está ejecutando desde el mes de enero, y se han alcanzado más de 30 acuerdos colectivos en 13 departamentos, mueve detrás miles de integrantes de las fuerzas militares que pasan por encima de estos acuerdos y arremeten violentamente sobre la población civil y erradican forzadamente los cultivos. 

 

La Marcha hace un llamado al gobierno nacional para que cumpla los acuerdos, no solo el firmado en La Habana con las FARC, sino los firmados con las comunidades para la sustitución voluntaria y los planes de inversión para el mejoramiento de infraestructura y condiciones socioeconómicas en estos territorios que se enmarcan en los Planes Integrales Comunitarios y Municipales de Sustitución y Desarrollo Alternativo (PISDA). 

 

La Marcha tiene claro que el problema de las drogas ilícitas no es solo de los cultivos que siembran los campesinos y campesinas en nuestro país, que finalmente son los que menos recursos reciben de este negocio, es un problema mucho más complejo que tiene que ver con redes del narcotráfico, distribución de la cocaína desde Centroamérica y a través de la frontera de los Estados Unidos, movimiento de grandes cantidades de insumos químicos a través de las principales carreteras del país, lavado de dineros en negocios visibles de nuestras ciudades y entidades financieras, y el gran flagelo de los consumidores en su mayoría norteamericanos de todos los estratos, sobre los que la estrategia antidrogas debe concentrarse. 

 

Para la Marcha Patriótica la solución a los problemas de la droga no parte por los mandatos, bravuconadas del mandatario de turno o los designios de los Estados Unidos, que suele ser más una estrategia de guerra e intervención,  pues su doble moral es cómplice de que luego de 16 años con presencia militar en Afganistán, este sea el país con mayor producción de opio en el mundo y que en el periodo de mayor ingreso de recursos por parte del Plan Colombia durante los gobiernos anteriores, se enviaban algo más de 800 toneladas de cocaína de Colombia al país del norte.

 

La estrategia de solución está clara en el punto 1 y 4 de los acuerdos y tiene que ver con la atención de las condiciones socieconomicas de las poblaciones más alejadas de nuestro territorio, en la inversión social y en los acuerdos de sustitución voluntaria, entre otras estrategias ya diseñadas en estos. Por eso se hace urgente el cumplimiento de lo ya acordado y el respeto de los derechos humanos de los cultivadores y sus liderazgos sociales por parte del gobierno nacional y sus representantes en los territorios. 

 

Por la defensa de los territorios y los acuerdos voluntarios,

 

Movimiento Social y Político Marcha Patriótica

15 de septiembre de 2017

Advertisement
Advertisement
Advertisement